derecho

Las claves para elegir una buena asesoría jurídica

Las claves para elegir una buena asesoría jurídica

Tarde o temprano, en algún momento de nuestras vidas, la mayoría de nosotros nos enfrentamos a algunos problemas más o menos graves que sin saber cómo ni por qué han llegado hasta extremos y hasta puntos a los que no queríamos llegar, por lo que llegados a este caso y antes de empeorar más las cosas es recomendable que busquemos ayuda legal en algunos de los lugares indicados para ello.

Uno de los mejores lugares para buscar cualquier tipo de ayuda legal es una asesoría jurídica, una empresa que está al servicio de los ciudadanos para ofrecer ayuda jurídica y penal en cualquier rama del derecho a todo aquel que lo necesite para poder guiarles y conseguir resolver aquel problema legal que se le presente. Por eso es muy importante que cuando se nos presente algún problema de índole legal sepamos dónde acudir en cada momento.

More →

Asesoría jurídica: qué es y cómo nos beneficia

La complejidad del Derecho y de las leyes nos impide, en muchas ocasiones, realizar diversas gestiones por nosotros mismos. Se impone, entonces, la necesidad de disponer de ayuda profesional. Desde el pequeño consejo hasta la más complicada de las operaciones jurídicas, la figura del asesor resulta de vital importancia en los más variados trámites legales que habremos de afrontar durante nuestra vida, tanto en aspectos personales como profesionales.

La principal función de la asesoría jurídica es asistir al cliente en todo lo relacionado con el Derecho y cada una de sus ramas. Al tratarse de un campo tan amplio, y que de hecho no cesa de crecer, podemos dividir el asesoramiento jurídico en tres grandes grupos, cada cual con sus subcategorías y complejidades propias: familiar, laboral y mercantil.

file000704919536

La asesoría jurídica familiar atañe a litigios propios del ámbito doméstico, desde divorcios a testamentos, pasando por custodia de hijos y los más diversos asuntos patrimoniales. De aspectos relativos al trabajo se encarga la asesoría jurídica laboral, como pagos o despidos, por nombrar los dos más comunes. Por su parte, la asesoría jurídica mercantil se centra en aspectos comerciales, que pueden afectar tanto al cobro de cheques como a la fundación empresarial.

La asesoría adecuada

A la hora de contratar los servicios de un asesor profesional hay que tener en cuenta varios aspectos. Para empezar, es preciso desterrar el mito de que una asesoría de prestigio es siempre la mejor de nuestras opciones. Las tarifas, por ejemplo, quizás no se ajusten a nuestras expectativas presupuestarias. Además, aunque es de esperar un servicio excelente, en ocasiones, la amplia demanda del gabinete puede desplazar nuestra gestión a un plano secundario.

Como en la mayoría de los sectores profesionales, nuestro asesor ideal será aquel que dispone de tiempo para abordar con efectividad nuestra demanda, y que, al mismo tiempo, nos cobrará unas comisiones que se adapten a la cantidad que teníamos previsto desembolsar. De nuestro asesor cabe esperar, asimismo, constancia en el desempeño de sus funciones y una comunicación fluida, incluyendo claridad expositiva y una total franqueza acerca del rumbo de nuestras gestiones.

Para hallar una asesoría óptima para nuestros intereses, conviene dedicar tiempo a la búsqueda. Es preciso seleccionar varias opciones y pedir presupuestos a todas ellas. Por muy obvio que suene, es imprescindible conocer, y saber expresar con exactitud, las necesidades concretas del asunto legal para cuya resolución precisamos asesoramiento.

Cómo montar una asesoría jurídica

Cómo montar una asesoría jurídica

La oficina

La asesoría legal tiene como principal función la de otorgar información de tipo jurídica a quien lo requiera. Generalmente recurren a este tipo de servicios aquellos individuos que necesitan ponerse al tanto sobre ciertas cuestiones íntimamente relacionadas con cualquier materia del Derecho, como por ejemplo la aplicación de leyes o las normativas.

Es bueno destacar que las leyes pueden resultar difíciles de comprender para el ciudadano común, debido especialmente al carácter de subordinación y dependencia que tienen unas sobre otras. Debido al caótico universo legal que nos rige, la asesoría  jurídica se constituye como un verdadero beneficio para quienes tienen que resolver algún asunto judicial.

Si te estás preguntando cómo montar una asesoría jurídica, es recomendable que consideres que existen ciertas pautas a seguir, tanto en lo que respecta a la puesta en marcha de un despacho profesional como a la organización y el funcionamiento del mismo. No es sencillo abrir una empresa, y una consultora de este tipo no es la excepción en lo absoluto.

Es necesario dominar los conocimientos básicos del negocio, saber cuánto quieres invertir, establecer un buen estudio de mercado y realizar los trámites pertinentes. En esta ocasión en particular, brindaremos consejos muy valiosos que se vinculan con todo el proceso de desarrollo de una asesoría legal.

  • Decidir una fórmula: Para empezar es necesario que determines la forma en la que vas a prestar tus servicios. Puedes hacerlo como profesional o como empresa. Es importante tener en mente que ambas fórmulas tienen tanto sus ventajas como sus puntos en contra, por lo que debes establecer cuál es la apropiada para ti.
  • Constituir una sociedad profesional: Existe una norma, denominada Ley de Sociedades Profesionales, la cual obliga a las sociedades a cumplir determinados requisitos para ser consideradas como tal. Es esencial seguir la ley para no verse obligado a cerrar en un futuro.
  • Suscribir un seguro de responsabilidad civil: Tanto el despacho como el profesional que se desempeña en él tienen responsabilidad del asesoramiento que ofrecen, pero también del resultado de esa orientación.
  • Redactar un contrato de prestación de servicios: Es necesario seleccionar un medio para establecer contacto con el cliente, y los contratos son la mejor forma de hacerlo. Debe ser claro e incorporar las obligaciones que se contraen al contratar el servicio.

Una vez realizadas las acciones anteriormente mencionadas, será necesario delimitar el modelo de negocio a escoger, establecer un plan de marketing apropiado, emprender acciones paralelas (como por ejemplo analizar la competencia, tener actualizada la base de datos o fijar los honorarios) y renovar con frecuencia los objetivos.

Asesorías jurídicas en España

Asesorías jurídicas en España

 La asesoría jurídica se ocupa de aportar información a quienes necesiten ayuda y/o asesoramiento respecto a cuestiones legales. Hay muchas personas que ante una situación que requiere de la aplicación de leyes, normativas o reglamentos, se sienten bastante desconcertadas; por lo que que recurran a profesionales en el tema para despejar sus dudas y saber la forma adecuada de actuar.

Una de las características principales de este tipo de servicio es que abarca todas las ramas del Derecho, aunque hay asesorías jurídicas que se especializan en un campo determinado.

Existen una enorme cantidad de leyes, de las cuales muchas son subordinadas o dependientes de otras, por lo que el mundo de normas que rigen la vida en sociedad actual es sumamente complejo e incluso caótico. Es por esto que, en la mayoría de las ocasiones, la gente necesita recibir información y consejos ante este tipo de situaciones.

En España es posible encontrar múltiples asesorías jurídicas, las cuales brindan numerosos servicios vinculados con la asistencia legal especializada en cualquier rama del Derecho. También se encargan de elaborar dictámenes, otorgar representación letrada, realizar documentos jurídicos de toda clase y cualquier otra actividad que requiera el cliente, siempre y cuando esté relacionada tanto con los planes como con las estrategias judiciales.

Si deseas contratar las prestaciones, aquí tienes un listado de asesorías, que se encargan de facilitar instrucciones a personas o empresas que estén implicadas en cualquier tipo de situación de controversia.

  • A&I Consultoría: Es una asesoría fiscal que se encarga de la gestión de sociedades y seguros generales.
  • & Law Despachos Jurídicos: Federación de gabinetes jurídicos, dedicados a asesoramiento legal de todo tipo.
  • A. T Asesores: Se encarga de la gestión y organización de empresas.
  • Bon, Pitarch & Asociados: Se trata de un grupo de abogados, que se especializan en derecho civil, penal, matrimonial y mercantil.
  • C. Sedano & Asociados: Consultoría Jurídico-Laboral y de Seguridad Social.
  • Casanova Abogados: Especialistas en herencias y sucesiones.
  • Consulter Asesores: Profesionales que se encargan de asesoría jurídica, especialmente fiscal, mercantil y laboral.
  • Jimena de Santaella Abogados: Especialistas en separaciones, divorcios, compraventas de inmobiliarias, alquileres, accidentes de tráfico, derecho penal y violencia doméstica.
  • Julia Sánchez Martín: Especializada en extranjería, permisos de trabajo y residencia, nacionalidades y matrimonios.

Fuente: Foto